Aguila Bicéfala

La figura del águila simbolizó el PODER desde el comienzo de los tiempos y fue utilizada por numerosas civilizaciones a través de los siglos, entre las que se encuentra la Roma antigua, tanto en la República como en el Imperio. Con la extensión del Imperio Romano sobre Oriente y Occidente, al águila de su símbolo original se le agregó otra cabeza, como significado del Poder sobre Oriente y Occidente. Comenzó a utilizarse en el Imperio Romano en el siglo XV con el Emperador Carlomagno como símbolo de “PODER más PODER”. El águila bicéfala ha sido utilizada en los emblemas de casas reales y  de la masonería.

Emperatriz Santa Elena

Flavia Julia Augusta Helena (248/249 d.C. – 329/330 d.C.)

Posiblemente, fue hija de un posadero. Se casó con Constancio Cloro, un general romano con quien tuvo su único hijo: el futuro emperador Constantino. Constancio Cloro fue luego designado César del imperio Romano en el año 293 d.C por Maximiano a cambio de repudiar a su esposa Elena para casarse con su hija. En el año 306 de nuestra era Constancio Cloro mandó llamar a su hijo Constantino y lo nombró su sucesor. Constantino terminó con la persecución de los cristianos, cambiando el curso de la historia. Por Constantino, la ciudad de Bizancio –capital del Imperio Romano de Oriente o Imperio Bizantino- se llamó Constantinopla, hoy Estambul. La ciudad fue tomada por los turcos en el año 1453 de nuestra era. Una vez que asumió el poder en el año 306 d.C., Constantino invitó a su madre Elena a vivir con él en la Corte y le dio los títulos de Augusta, Flavia, Julia y Nobilísima Fémina. Ya mayor, con 80 años, Elena inició un largo viaje a Tierra Santa y ordenó excavaciones en el Gólgota buscando rastros de la crucifixión de Jesús. Encontró la cruz, los clavos y él rótulo de madera de la cruz en el lugar donde se levantó la iglesia del Santo Sepulcro. En la excavación se encontraron varios trozos de madera y para averiguar cuál era el verdadero, pidieron a un enfermo que los tocara, quien se curó al tocar uno de esos leños, por lo que se lo tuvo por el verdadero perteneciente a la cruz de Jesús. Hoy una parte de la cruz está en Jerusalén y otra en Roma. Entre las numerosas obras cuya construcción encargó Helena, podemos citar la Basílica en el Monte de los Olivos, la iglesia en el Gólgota y la del Monte de la Ascensión. También compró el terreno donde se levanta la Basílica de San Pedro en Roma, donde la recuerda una gran estatua suya cercana al altar. La Santa falleció alrededor del año 330 y fue sepultada en Constantinopla. En la Iglesia Aracoeli de Roma se veneran sus huesos.

Bandera

Bandera del Instituto Argentino de Ceremonial Embajador Jorge G. Blanco Villalta, con su color tradicional y el Águila Bicéfala.